Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

CNE: La Trampa dentro de la Trampa | Por Jose Ricardo Thomas

Imagen cortesía de ABC de la semana 04/08/2017 12:49 PM

José Ricardo Thomas

José Ricardo Thomas es Politólogo egresado de la UCV y Doctor en Asuntos Internacionales de la Universidad de Pekín. Ha tomado como objeto de estudio las nuevas modalidades de guerra en desarrollo. En twitter es @ExpertG

El ocultar una trampa dentro de una trampa es una técnica empleada por consultores y relacionistas públicos para ocultar intenciones políticas y conveniencias electorales. En Venezuela esta estratagema ha sido magistralmente ejecutada en días recientes por el CNE y su socio Smartmatic.

Cierre: Primera Trampa

30 de julio 2017

La rectora anuncia que la Constituyente tuvo un record de participación de 8.089.320 cerrando así la primera trampa, la cual desata la frustración y la ira de los opositores contra la MUD por no haberla impedido, presentándolos como minoría, tras haber logrado en su consulta electoral 7.186.170 votos.

Quebrar simpatías o intencionalidad de voto en una futura contienda electoral se puede lograr en cuestión de horas. Sin embargo, para generar apatía y crear abstención, se tienen que realizar acciones violentas posteriores sobre dirigentes y líderes opositores, tales como: arrebatarles sus símbolos, allanar sus casas, encarcelarlos, imputarlos, inhabilitarlos políticamente, removerlos de cargos públicos, etc.

Apertura: Segunda trampa

2 de agosto 2017

El Director de Smartmatic públicamente estima una diferencia entre la cantidad anunciada de votos y arrojada por el sistema “de al menos un millón de electores."

El propósito de esta afirmación es restar un millón de votos de los supuestos 8.089.320 obtenidos por el régimen, a fin de equiparar su votación a la lograda por la oposición el 16 de julio, con el objetivo de crear una justificación para que el PSUV “obtenga” once gobernaciones en elecciones venideras, en las cuales, sin fraude, tan sólo alcanzaría unas cuatro.