Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Decisiones desconcertantes | Por Víctor A. Bolívar

Foto: Cristian Hernández @FortuneCris 19/03/2018 11:47 AM

Victor Bolívar

Víctor Bolívar es abogado y profesor universitario de dilatada trayectoria. Fue presidente de Acción Democrática. En twitter es @vabolivar

Hoy, ante la inminencia de una nueva decisión que determinaría el rumbo del país, quien sabe por cuantos años mas, no queda de otra que demandar por enésima vez coherencia, sensatez y visión de futuro ante esa zancadilla electoral.

Una decisión como esa no puede ser despachada con latiguillos de calculada irreverencia, ni torpes babiecadas; menos aún, con conejos que salen de un pumpá que ponen en escena la burda manipulación electorera que se esconde en un pretendido frente opositor con factores internos que lo implosionan. Es una suerte de demócratas y antidemócratas bailando un tango que terminará en tragedia pasional.

Todo ello sería la Santa Lanza en el costado del país que exánime va a encontrarse con su destrucción. Es tanto como arredrarse ante el mañana cuando lo que se impone es coraje en la acción y asumir que se debe liderar un cambio radical y no administrar una entrega.

El futuro se nos achica vertiginosamente y no contamos con tiempo para el ensayo. La República está literalmente amenazada de muerte por lo que no hay lugar para nuevas decisiones desconcertantes.

La historia corta de los hechos recientes, que dan contenido a la propuesta electoral, está caracterizada por la ambivalencia y la contradicción que plagan de ineficacia a las decisiones que se han tomado para enfrentar al régimen.

Entre otras, podemos enumerar algunas decisiones desconcertantes de relevancia:

1) La omisión inexplicable de iniciar formalmente - desde la AN - la investigación sobre la doble nacionalidad de Maduro, siendo esta una de las causales mas claras y expeditas para haber salido de él de la manera menos traumática. Aún, a la fecha, tratan el tema con sordina muchos factores opositores. Los paisanos de NM están sirviendo otra vez en bandeja de plata el asunto y nuevamente esos factores lo ignoran.

2) Vaciaron la calle inexplicablemente y se fueron al diálogo con los mismos responsables de la muerte de nuestros jóvenes. Era aquél un momento en el que se podía llegar a un punto de inflexión que fue inexplicablemente desestimado al restarle gradualmente apoyo para al final congelarlo.

3) El cumplimiento a medias del mandato del 16J. De los poderes públicos, solo una parte de las magistrados del TSJ quedaron designados por la AN. Esos mismos magistrados fueron perseguidos, unos presos y otros en el exilio, se pronunciaron en contra de las elecciones y han tomado decisiones que deberían ser vinculantes, principalmente para los mismos que los designaron, pero no ha sido así. La decisión sobre los rectores del CNE sigue en mora. Su solo nombramiento hubiese causado estragos al régimen, que igual los perseguiría, poniendo de relieve una evidente ilegitimidad de cualquier elección. Finalmente, luego de haberla promovido, esa consulta fue sepultada y sus banderas solo han quedado latentes en el corazón de aquellos venezolanos que esperan reivindicarlas pronto.

4) Condenar la elección, constitución y funcionamiento de la “ANC”, pero al mismo tiempo cohabitar con ella, hasta en los espacios físicos, con un tácito y a veces expreso reconocimiento y sumisión a sus designios. Esa oposición, al no compartir la decisión de la comunidad internacional de no reconocerla como tampoco la decisión de no reconocer las  elecciones, queda de bulto una muy gruesa contradicción. Como la es que la AN no asuma una posición determinante contra la ANC chimba, el Fiscal chimbo y el Contralor chimbo, y que no haya librado una batalla abierta contra la corrupción para lo cual no ha tomado la iniciativa de la denuncia formal ante los órganos competentes, entre ellos ante la Fiscal legítima y los organismos internacionales.

5) Rechazar el brutal fraude del CNE, con el reconocimiento del guiso por Smarmatic, e inmediatamente decidir ir  a elecciones regionales, dice mucho del tipo de dirigentes con que cuenta esa oposición. Constituye este hecho una de las contradicciones mas notorias. Como contradictorio también fue acudir a esas regionales y luego decidir no hacerlo a la de alcaldes.

6) La decisión de caerle a palos a Almagro y amarrarse a Zapatero, así como aceptar el respaldo internacional y en paralelo sostener que sus pronunciamientos afectan nuestra soberanía, es digno de Ripley. Sobran los comentarios.

7) Haber ido a las regionales, no hacerlo en la de alcaldes y tener in pectore el propósito de acudir a las legislativas regionales, y tal vez participar en las presidenciales - con cambios meramente cosméticos - es un carrusel que va a ninguna parte.

8) Pedir justicia internacional y por otro lado condenar las sanciones a funcionarios, pidiendo su levantamiento por considerarlas lesivas para el país y no a esos corruptos y violadores de derechos humanos es igual de contradictoria.

Una nueva decisión desconcertante, nos llevaría a muchos años de empeoramiento. El llamado que hacemos es en esencia un ruego ciudadano, que pasa por la propuesta de la reflexión para la inflexión, que no es otro que el enfrentamiento crucial contra la colonización cubana y los traidores de la patria.