Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

El turrón Panaricano | Por Edwin Ríos

09/03/2018 2:59 PM

Edwin Rios

Puertorriqueño dedicado a la causa de la libertad. Participó por nueve años en las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Egresado de la Universidad del Estado de Nueva York y de la Universidad de Phoenix.

Hoy vamos a reirnos un poco con una comparación de la jerga panameña con la boricua.

El panameño se levanta por la mañana y toma jugo de naranja o de maracuyá. El boricua toma jugo de china o de parcha. El boricua se pone los tenis, el panameño se pone las zapatillas. El panameño usa jeans, el boricua usa mahones. El panameño le compró una flauta a su madre. Por un momento el boricua pensó que la madre del panameño era músico. No, resulta que la flauta representa un bollo de pan de agua para el boricua.

Para el boricua una avenida es una calle de tráfico pesado, como la Avenida Ponce de León. Para el panameño eso es una vía, como la Vía España. El panameño guarda sus cosas en un depósito, el boricua las guarda en un almacén. Para el boricua un depósito consiste en ir al banco a guardar dinero. El panameño entiende eso, aunque en ocasiones suele llamar al banco una caja, ya que en Panamá existen cajas de ahorro. Además, la palabra almacén significa, para el panameño, tienda de ropa o de artículos generales.

El boricua se pasea por la plaza de recreo del pueblo. El panameño se pasea por el parque del pueblo. El panameño llevó a su hijo a La Chorrera. El boricua escucha esto y cree que el panameño fue a un parque de niños y montó a su hijo en un deslizador. No, resulta que en Panamá hay un pueblo llamado La Chorrera. Si el panameño hubiese querido montar a su hijo en un deslizador lo hubiese llevado al zurra-zurra y no a La Chorrera.

El boricua se sube a la guagua, mientras que el panameño se monta en un bus. Para el panameño hay dos tipos de buses, incluyendo uno más pequeño y antiguo que se llama la chiva. En Panamá y Puerto Rico se utiliza el dólar norteamericano como moneda, pero el panameño le dice balboa al dólar, mientras que el boricua le llama peso. Eso confunde al panameño porque el peso para él es la moneda de medio dólar. El centavo en Panamá es un chavo en Puerto Rico, un real es un vellón, diez centésimos de balboa es un sencillo, y una cuora es una peseta. Para el panameño "plata" significa dinero, mientras que para el boricua "chavos" significa lo mismo.

El boricua compra un carro nuevo o de paquete, mientras el panameño compra un cero kilómetros. El panameño se toma una pinta, el boricua hace lo mismo pero él le llama cerveza y curiosamente, si el panameño quiere ron, pide seco.

El boricua se queja de un corte de pastelillo. El panameño le pregunta si la comida le cayó mal. No, el boricua quiso decir que un carro por poco lo choca al hacer un cruce peligroso en la calle. Ahora el panameño entiende y le dice al boricua que pite. El boricua pregunta qué sentido tiene pitar si el otro chofer no va a escuchar su silbido. Lo que el panameño quiere decir es que toque la bocina del carro, porque en Panamá la bocina se llama pito. Si el carro se hubiese chocado, el boricua lo lleva a un taller de hojalatería, mientras que el panameño lo lleva a un taller de chapistería.

Alguien pide la hora y el panameño dice "es un cuarto para las dos". El boricua dice "son las dos menos cuarto".

A fin de año el boricua recibe un bono en su trabajo. El panameño recibe el decimotercer mes (como si hubiese trece meses en el año); o sea, un bono equivalente a un mes adicional de trabajo. El panameño se viste bonito, se perfuma y dice que va a un entierro con su novia. El boricua pregunta quién se murió. Nadie, el panameño estaba haciendo un chiste en doble sentido.

El puertorriqueño se casa con una chica panameña y tuvo una hija. El abuelo panameño dice que su nieta es una "panarican", mientras el abuelo boricua se pone celoso y pregunta: "¿Y por qué no puede ser un rico pan?"