Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

¿Eres abstencionario o abstencionista? Entérate | Por Eliécer Hernández

22/10/2017 3:48 PM

Eliécer Hernández F.

Venezolano. Especialista en Seguridad Informática. En twitter es @EliecerHF

Seguramente escuchaste alguna vez dentro del argot político la palabra “abstencionista”, que suele ser utilizada para segregar aquel grupo de ciudadanos que se cohíbe de votar en elecciones de interés regional y nacional, por cualquiera que fueran sus razones.

Apatía, inconformidad o simple disgusto por los candidatos propuestos por las coaliciones políticas son las causas más comunes que obligan a ciertos ciudadanos a desligarse de ese evento que, en muchas ocasiones, hace más daño al país que cualquier calamidad social o catástrofe natural, legitimando a una clase política impresentable y ruin, amiga de sus intereses y esclavista por excelencia, condenando a la miseria al país.

Si bien es cierto que los postulados supra descritos pertenecen a la caracterización de “abstencionista”, se ha acuñado en España, la tierra natal de nuestro idioma, un nuevo término para englobar o etiquetar a aquellas personas que se abstienen de votar porque no están de acuerdo ni con las condiciones del sufragio ni con los candidatos, éste término tiene nombre de “abstencionario”, que no es más que aquel ciudadano consciente de que si no asiste al sainete electoral, invalida de facto a la partidocracia que impera en esos regímenes, en donde no existen libertades políticas o se encuentran limitadas unicamente para una élite.

Venezuela no escapa de esa realidad. El domingo 15 de octubre, como en otras ocasiones, fue un simulacro de ello, en donde abstencionistas y abstencionarios hicieron gala de su ausencia, siendo consecuentes con su manera de pensar, evitando así colaborar directamente con la destrucción de Venezuela, que parece no tener fin, e invalidando, una vez más, al sistema corrupto de partidos que impera y no permite “una tercera vía” a los ciudadanos. Según los números del infame Consejo Nacional Electoral (o CNE), alrededor de millones de personas se abstuvieron a votar en las elecciones regionales del domingo 15.

¿Acaso nuestro pueblo está despertando, y se está dando cuenta que la abstención es una vía eficaz para romper desde las entrañas el sistema partidocrático? Amanecerá y veremos.

No está de más recordar que el voto no es un deber, sino un derecho. No se puede criticar a una persona por no ejercer un derecho, porque el ejercicio de cada uno es potestativo a la persona.

Acudir en masa a votar, a sabiendas de que no existen condiciones mínimas para hacerlo ni instituciones para reclamar fraude, en caso de existir, si que es de idiotas. Esperemos que esa generación iletrada y oscura que mengua la libertad de Venezuela pronto caiga en una disforia tal que no acuda de nuevo a validar a quienes los oprimen. Sería el mejor regalo para esta patria ultrajada.