Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Los “dateadísimos” pro-MUD que también perdieron el 15-O | Especial La Cabilla

De la euforia al nerviosismo. Uno a uno no pueden voltear las matrices que sembraron mintiendo. 22/10/2017 1:44 PM

Equipo Cabilla

El Equipo Cabilla realiza trabajos especiales, de investigación y análisis.

El discurso de la Falsa Oposición, esa que es dirigida por los Estafadores Seriales que argumentan hoy a favor de lo que negaron ayer con los mismos argumentos, tiene apoyos fundamentales en medios de comunicación y redes sociales.

De la nada, sin conexión aparente y sin vergüenza alguna, grupos de periodistas, dueños de medios, “encuestadores” que nunca pegan una, “analistas” que analizan muy poco y extraños elementos anónimos convertidos en estrellas de las redes sociales por una sociedad 2.0 ávida de tubazos y de pensamientos de reemplazo, estuvo durante los meses de campaña posicionando un discurso electoralista donde se denostaba del ciudadano que se negaba a votar por considerar al sistema fraudulento.

Para esta claque opinadora, la abstención era el enemigo. La palabra fraude no estaba en su vocabulario. ¿Agarraron la línea de la MUD? ¿La MUD agarró la línea de ellos? No sabemos y quizás jamás lograremos saberlo. Lo que sí es interesante, es la extraña mutación que se ha dado en estos elementos: de una amenazante posición electoralista donde el que no votaba era peor que un chavista, a una euforia triunfalista el domingo electoral en la tarde. Luego, una especie de desconsuelo mudo, que duró horas. Ya el lunes, planteamientos que, sinceramente, daban lástima en algunos casos.

Al día de hoy, ninguno de los involucrados en dar respaldo “influencer” a la casta de Estafadores Seriales que dirige a la Falsa Oposición, ha hecho mea culpa alguno. Por el contrario, siguen en la misma acción: respaldar a los que ya dejaron de ser cómplices para ser copartícipes de los crímenes contra la República.

¿Quién dijo ética?

Eugenio Martínez, alias “Puzkas”.

Un periodista que cubre elecciones y que sólo por eso se atribuye el título de “experto electoral”. Santa palabra para algunos, ni Tibisay sabe más de elecciones que él, según la dictadura opinadora 2.0 que gobierna las mentes de la falsa ciudadanía. Si lo dijo él, es verdad.

El señor se encargó durante meses de hacer trabalenguas para llamar al voto. Para muestra, un botón:

El día de las elecciones, se lanzó este “super dato encriptado” donde adelantaba resultados:

Después del anuncio de Tibisay contrariando lo que él había predicho por meses (que si votaba más de la mitad de los electores, la oposición arrasaba), solo dijo esto:

Ya el lunes, remató con este profundo pensamiento colaborador y normalizador, al estilo del Grupo La Colina:

Rocío San Miguel la “experta en temas militares”.

La super dateada (según ella) en temas militares, que hasta ahora no ha pegado ni uno solo de sus pronósticos de fractura de las FAN, de descontento por estallar, etc., también se aplicó en el apoyo y validación de las tesis de la Falsa Oposición y sus Estafadores Seriales. Cosa normal en ella, que votó en las elecciones a la ANC porque, a su entender, ella con eso no validaba ese adefesio ilegal pues votó nulo.

Primero lo primero: hay que votar, porque sí:

Luego: bueno, los gobernadores deben gobernar así y asao:

Fin: Vamos a las municipales, qué importa todo.

Blanca Vera Azaf, alias Blanca Derwick

Dicen que no es enchufada porque funciona con planta eléctrica marca Derwick. Pero lo que sí es, hoy día, es una marcadora al estilo Ramos Allup: exige a periodistas que no votaron que se vayan del país, insulta a quien disienta de la MUD y se atreve, además, a dar clases de moral. Nadie se Zafa de la Azaf.

Ganaremos todo y más:

Agradecimiento entreguista, sin más:

Que vamos a ganar, te lo digo yo:

La culpa es tuya, abstencionista ¡Te odio!:

El remate rabioso:

Elizabeth Fuentes, sin fuentes.

La que una vez fuera la periodista más irreverente del país, cayó en el aburrimiento mainstream, sin tacones pero “konzapata”.

Los abstencionistas son otros, según ella:

El fraude no importa, porque ganaremos, según ella:

El carómetro y sus interpretaciones:

El fraude sí importó, a pesar de haber dicho lo contrario en su anterior artículo: