Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Maduro hace purga de chavistas | Por Carlos Vílchez Navamuel

Luisa Ortega Díaz, parte de ese chavismo purgado y jamás arrepentido de sus crímenes que hoy juega a "oponerse" (Foto: Cristian Hernández @FortuneCris) 13/12/2017 10:30 AM

Carlos Vilchez Navamuel

Autor Costarricense. Escribe para medios como La Nueva Nación, La Prensa Libre y su blog personal.

Lo que se sospechaba hace mucho tiempo se ha revelado, los pleitos internos dentro del gobierno de Venezuela se deben al interés de varios grupos que intentan hacerse del poder.

Así lo dio a conocer hace solo dos días el periódico español, ABC, en la nota periodística se nos explica que en Venezuela existen 4 grandes sectores que se disputan el poder en el país.

La noticia dice que el grupo principal lo encabeza Nicolás Maduro, asesorado por el español Alfredo Serrano Mancilla, personaje vinculado a Podemos. En segundo lugar, lo lidera Diosdado Cabello, quien aspira ser candidato a la presidencia del próximo año, luego está el sector liderado por el vicepresidente Tareck El Aissami, que no esconde sus ambiciones, pero cuya falta de carisma y popularidad le restan posibilidades y el cuarto grupo de poder están los militares que encabeza el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López que, aparte de sus funciones de Defensa, tiene el control de la empresa militar Camimber, la explotación del Arco Minero –un posible nuevo El Dorado– y el dominio creciente del petróleo, la agricultura y las finanzas.

La misma fuente explica que “El analista Carlos Tablante ha definido al cuarto poder militar como la «casta» que ha tomado el control del país sin haber disparado ni un tiro, como una «dictadura narco militar». Pero lo que más preocupa es que la industria petrolera, que aporta el 96% de los ingresos, esté en franca decadencia tras 18 años de chavismo. Su producción ha caído de 3 millones a 2 millones de barriles diarios y la nómina creció de 40.000 a 130.000 trabajadores”.

Del mismo modo el periódico español informó que “El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha lanzado una purga de históricos del chavismo para barrer el dominio que tenían hasta ahora en la administración pública. Una campaña que ha comenzado con los responsables de la industria estatal petrolera, Pdvsa, y que se presenta bajo la bandera de la lucha contra la corrupción en la que muy pocos creen. Las destituciones –a veces seguidas de encarcelamientos– ya afectan a 65 gerentes de Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Una purga que está liquidando a un chavismo histórico, cada vez más disidente, que todavía cree en el legado del difunto Hugo Chávez pero que está siendo barrido por los nuevos grupos de interés que se disputan el poder de Venezuela. Y es que, en paralelo a la caída en desgracia de esa «vieja guardia», crece el poder del Ejército que cada vez ocupa más áreas del poder público en el país”.

ABC confirma también que “Bajo la consigna de la anticorrupción, el madurismo ha liquidado a los representantes más visibles de ese nostálgico chavismo en retroceso, como el exzar de la industria petrolera y antiguo hombre de confianza de Hugo Chávez, Rafael Ramírez, acusado de haberse embolsado durante diez años una fortuna de más de 11.000 millones de dólares que guardaría en paraísos fiscales. Ramírez, hasta ahora embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, fue destituido por Maduro, quien le exige que regrese de inmediato a Caracas para rendir cuentas, según Reuters. Ramírez también se encuentra en la lista negra de EE.UU. de altos cargos sancionados”.

Y añade “La última estocada de Maduro fue encarcelar al primo de Ramírez, Diego Salazar, que era su mano derecha en los negocios del sector energético. Salazar, amante del lujo y la buena vida, pasó de ser un simple vendedor de seguros a controlar la cartera multimillonaria de los seguros de Pdvsa”.

http://www.abc.es/internacional/abci-maduro-purga-chavistas-historicos-para-mas-poder-ejercito-201712040209_noticia.html

Recordamos aquí que la ex Fiscal de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, chavista confesa fue una de las primeras en denunciar y oponerse a algunas cosas que el gobierno de Nicolás Maduro estaba haciendo terminó huyendo del país por temor a que la encarcelaran, Ortega Díaz se encuentra en el exilio y pidió recientemente una "orden de arresto internacional" contra el presidente venezolano y varios de sus ministros por crímenes de lesa humanidad, como más de 8 mil asesinatos y 17 mil detenciones arbitrarias ante la Corte Penal Internacional (CPI).

Otros en cambio apuntan a que la purga que hace Maduro se debe al pedido que le han hecho rusos, iraníes y chinos debido al interés que tienen en participar en el negocio del petróleo y que habrían solicitado limpiar primero a PDVSA, antes de firmar un contrato de alquiler por las instalaciones petroleras.

Lo que si resulta obvio es que Maduro se olvidó la relación que tenía con el pajarito que le habló, así como de las lágrimas que derramó por el líder supremo, el difunto Hugo Chávez Frías, ahora está dispuesto a limpiar la casa de cuanto chavista le estorbe con tal de no dejar el poder.