Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Sobre la figura de la “autoexclusión” adeca, aclaratoria necesaria | Por Víctor Bolívar

26/10/2017 11:11 AM

Victor Bolívar

Víctor Bolívar es abogado y profesor universitario de dilatada trayectoria. Fue presidente de Acción Democrática. En twitter es @vabolivar

Uno de los muchos cargos que ejercí en el partido fue el de Consultor Jurídico del CEN en el que sustituí a Jorge Gómez Mantellini. Tiempo antes fui Vicepresidente del Tribunal Disciplinario Nacional en el que sustituí a Ángel Emilio Rondón Lovera.

Conociendo en profundidad los Estatutos dado el ejercicio de esos cargos, ya estando en cargos más relevantes, me dediqué a plantear algunas reformas. La más importante fue establecer un avance en la descentralización de las decisiones del partido y a este efecto propuse y se aprobó que todos los Secretarios Generales Seccionales formaran parte del CEN, con voz y voto, y que su asistencia determinara el quórum en cada sesión del organismo. Me enorgullezco de haberla impulsado pese la resistencia de Henry Ramos Allup.

Una de esas reformas fue la de incorporar la figura de la autoexclusión entre los supuestos que determinaban la no pertenencia como militante del partido. Esta figura se propuso y aprobó con el propósito de aplicarla mediante una especie de declaratoria en los casos en los que los militantes se hubiesen ido por su propia voluntad a otras organizaciones políticas sin haber formulado renuncia alguna, mas no como una sanción. Las sanciones que siempre estuvieron contempladas eran otras la de expulsión, suspensión y la amonestación.

Esto se ha venido tergiversando y aplicando canallescamente como una sanción y el caso más claro ha sido el mío. A raíz de mis cuestionamientos públicos a Ramos Allup en el 2010, señalándolo entre otras cosas como un incapaz para llevar las riendas del partido y de que nunca ha rendido cuenta de los recursos, éste ordenó en forma cobarde a su colaborador fiel Bernabé Gutiérrez que le comunicara al CNE que yo estaba “autoexcluido” del partido y que ya no formaba parte del mismo. Como se podrá observar la autoexclusión es un acto volitivo, muy propio de cada quien. Nadie me puede autoexcluir salvo yo mismo, con mi conducta.

Ejemplos de autoexclusiones legítimas, han sucedido con Alfonso Marquina, Jorge Millán, Ángel Medina, Luis Emilio Rondón y otros tantos, que sin haber renunciado al partido decidieron por su propia voluntad irse a otras organizaciones sin haber formalizado sus renuncias. Para el partido era necesario darle un status. El reciente caso de Nelson Lara, por ejemplo, no se puede considerar que sea una autoexclusión, ya que él renunció.

Dicho esto, en el negado supuesto que los compañeros gobernadores electos hayan tomado por sí mismos la decisión de juramentarse ante la ANC, cabe preguntarse si la figura a aplicar es la de la autoexclusión. Es obvio que no es así, ellos no se fueron por voluntad propia a otras organizaciones. Si incurrieron en un acto de indisciplina grave a los lineamientos partidistas ello los haría objeto de expulsión o suspensión del partido.

Creo que esto aclara las cosas y las pone en su verdadero sitio.