Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Un cuento de navidad: De como Rosales traicionó a Timoteo | Por Rosquero Cabilla

Rosales, el traidor del afiche. (Foto: Cristian Hernández @FortuneCris) 26/12/2017 11:22 AM

Dr. Rosquero Cabilla

Miembro del CEN no por dirigente sino por amigo de Ramos Allup, a quien llama "el antipático eficiente". Fiel pero nadie lo sospecha. De lo que pasa en AD,todo lo sabe. En twitter es @RosqueroCabilla

Llegué tarde a la celebración. Me había invitado Valero, experto en celebrar cuando todos mueren de hambre o enfermedad, para hacer lo que se debía: felicitar a Timoteo por ser el virtual nuevo presidente de la Asamblea Nacional.

A mi me extrañaba el asunto, porque siempre di por cierta la palabra de Henry cuando hablaba de Enrique Márquez como el elegido. Cuando hubo ciertos movimientos de reacomodo, en los que se asomó el nombre de Delsa, los epítetos y adjetivos calificativos irrepetibles lanzados por Ramos Allup contra la dama me dejaron claro que no contaba con su anuencia. A Stalin, Henry lo trata de bobo, gafo, estúpido y otras cosas bonitas. A Barboza lo mastica pero no lo traga. Pero nunca pregunté por Timoteo, porque no lo veía en el horizonte.

Fue por  eso que acepté ir al sitio escogido para la celebración. Uno de esos restaurants que les encanta a los nuevos ricos de Caracas, a los boliburgueses, boliopositores y esa fauna. Me mataba la curiosidad.

Al llegar, me sentí en el comando de campaña de Lusinchi del 1983: eso era caña y caña pero de la buena. Puro mayor de edad campaneando en esos vasos. Y Timoteo rozagante, de esquina a esquina del lugar, saludando y abrazando. No lo veía tan contento desde que se quedó con el partido en el año 2000, ni cuando logró entrar al viejo Congreso Nacional en llave que hicieron AD, Copei y el irenismo de la época. Su optimismo desbordaba. Aseguraba que, en su opinión, el tercer año de la legislatura sería el más importante, pues se sellarían los acuerdos negociados en Dominicana. Que además, seria año electoral, que se elegiría un nuevo presidente y que ese presidente sería opositor. Me saludó con cariño, dándome un abrazo. "Compañero Rosquero, que bueno verte por acá. Espero contar contigo en este nuevo reto".

         -Me imagino que ahora que serás presidente de la AN, sueñas con el momento de ponerle la banda presidencial a Henry Ramos Allup, próximo presidente.

Nos reímos a carcajadas los dos. Y más, cuando abusó de chistoso diciendo "Quien sabe, capaz le toca a él ponérmela a mi". Soltamos otra sonora carcajada, mientras imaginábamos el momento.

Me fui temprano y dejé a los muchachos allí, en su celebración. Ya soy un señor mayor y no puedo beber tanto. Para empezar, porque no tengo chofer como tienen otros opositores, para que me lleve a la casa sin preocuparme de la hora. Para continuar, porque soy consciente de mi edad y limitaciones, eso de andar haciendo el ridículo rascao en una esquina, en una mesa echado a perder como un Bernabé, o un Luis Aquiles, no. Eso no va con mi estilo.

En ese momento, mientras manejaba a la casa, recordé a esos dos personajes, a Bernabé y a Luis Aquiles. Me empezó a extrañar el asunto de que no estuvieran en el lugar, bebiendo whisky gratis, el que siempre han preferido.

Al día siguiente, fui al Tamanaco a las 5:45 de la mañana, a desayunar con Henry. El desayuna siempre fuera de la casa porque es el compromiso que tiene con Diana: no verse en todo el día, ni siquiera para compartir desayuno. No se soportan. La vida marital para ellos acabó con el nacimiento de su hijo menor. De un tiempo para acá, Diana se lo advirtió: vete para la calle, que en esta casa no te soportamos. Con ese acuerdo post nupcial y post parto, Diana le echó la gran vaina a medio partido de tenerse que calar las arrecheras de Henry a las 5 de la mañana en cada gira por el país o en el CEN. Porque a esa hora, puntual, el señor se aparece en el cafetín del restaurant del hotel de la ciudad donde anden, a exigir café y desayuno mediterráneo. Insoportable, pero que le vamos a hacer: soy miembro del CEN y me toca jalarle bolas así, con disciplina.

Como les decía, llegué al Tamanaco. Llegué con dos cafés de retraso, pero no había mal humor del todo, sino uno de esos episodios de falsa arrechera para explicar un punto, tan particulares en la retórica henriciana:

           -Chico Rosquero ¿tu crees que es posible que Rosales sea tan pendejo?

Entendiendo que era una pregunta retórica, supe callar. Luego pregunto "¿Que pasó, que hizo el hombre ahora?".

          -Ese animal, ese jumento enmocasinado ha tenido la santas bolas de decirme en mi cara que el presidente de la Asamblea iba a ser Timoteo. Nojoda, ¡ni que me muera yo mil veces ese guevón llega a ese cargo!

Se me atragantó el café. Me atreví a preguntar más detalles.

          -Mira Rosquero, Timoteo todavía me las debe desde el 98 cuando andaba soplándole la oreja a Alfaro todo el tiempo. Ahí salió el viejo pendejo ese que era Alfaro a meterlo en las listas para el Congreso y yo sabia lo que se venía con el coñoesumadre ese. El anda por ahí muy tranquilo saludándome creyendo que yo no me acuerdo de las cosas.

Pero ¿que le dijiste a Rosales?

-Nojoda se lo dije a Manuel: mira chico, si tu eres así de pendejo allá tu, pero a Timoteo no lo va a votar la fracción de AD. Así que tu decides si quieres que UNT presida la AN o no, porque ya me plantearon que por el bien del parlamento y toda esa paja, ratifiquemos a Julio Borges para evitar que el régimen lo joda como jodieron a Freddy.

 ¿Y qué te dijo?

         -Nada. ¿Que coño me va a decir? Nada. Ahí mismo llame a Oliver y le dije que activara el laboratorio contra el tipo. Y a las dos horas me llamo Luis Aquiles, diciéndome que el plan original de poner en el cargo a Enrique Marquez seguía en pie.

En efecto. Oliver monto una olla buena, usando a Maria Corina de mampara y jodiendo a Timoteo. Cuando se dieron cuenta ya el peo estaba armado. Se jodió Timoteo. Como siempre, porque los adecos, estén o no estén en AD, hacen lo que a Henry se le antoja por una sola razón: para evitar que el tipo active la lengua a decir barbaridades. Le tienen miedo a la lengua de Henry. Le tuvo miedo Lauria cuando la votación de la moción de censura contra Matos Azocar. Le tuvo miedo el buro sindical cuando se les ocurrió plantear la candidatura presidencial de Ledezma para 1998. Le tuvo miedo Borges todo el tiempo. Manuel, siempre.

Pero lo de Rosales es ruin. Es un traidor. Timoteo tiene la fama de negociante y entreguista por culpa de Rosales y su exilio y cárcel. Todo lo que hizo fue por orden de Rosales y por lealtad a Rosales, que estaba jodido supuestamente.

Por orden de Rosales, Timoteo se reunía en 2012 todos los martes a las 9 de la mañana con Jose Vicente Rangel, para negociar no solo su regreso al país, sino el abandono de UNT a la campaña de Capriles. Lo que hizo Ricardo Sánchez, lo que hizo Hiram Gaviria, lo que hizo William Ojeda, fue porque Timoteo les dijo que Rosales regresaba como Didalco, a salvarse del exilio y la cárcel denunciando a Capriles y que había que abandonar el barco.

Timoteo habló más de una vez con Nicolás Maduro, entonces Canciller, quien era el enlace de Jose Vicente para montar la operación. Timoteo hablo incluso con Chávez dos veces, donde comprometió apoyos opositores en la AN para varias iniciativas que requerian el voto en aquella AN donde el chavismo tenia la mayoría pero no las dos terceras partes. Timoteo, por orden de Rosales, manejaba ese canal de comunicación.

Timoteo, de boca de Chávez, recibió las palabras: "Lo de Rosales esta listo, ya Nicolás tiene la orden. Arregla eso con él que ya yo di la orden".

Timoteo, por orden de Rosales, se encargó de buscarle un avión para que regresara al pais sin problemas, entrando por La Carlota. El avión lo puso el dueño de un canal de televisión, consustanciado con el plan.

Timoteo llegó a Panamá a buscar a Rosales, personalmente. Y allí, en el hotel donde estaba, a Rosales se le aguó el guarapo: No Timoteo, yo no me puedo ir así. No porque me van a joder. No Timoteo es que me van a meter preso. No Timoteo es que me van a llamar traidor. No Timoteo es que mi esposa que va a decir. No Timoteo es que mis hijos. No Timoteo es que mis reales. No Timoteo, no. Déjalo así.

Timoteo se quedó con el avión, con el acuerdo y con todo amarrado, haciendo el ridículo.

Y fue incapaz de develar algo. Por lealtad a Rosales, se quedo callado.

Rosales luego regresa revalidando el acuerdo aquel, después de electo Maduro. Así, llegó en vuelo comercial, acompañado de un poco de gente que no pudo evitar que lo llevaran al Helicoide.

Por lealtad a Rosales, Timoteo siguió en las negociaciones con el tema de los presos políticos, pero a él solo le interesaba un preso y ese preso era Rosales. Gracias a Timoteo, Rosales fue el último preso político que entró al Helicoide y el primero que salió. 

Y asi paga Rosales hoy a su más fiel compañero. Todo, por miedo a Henry.

No se si Timoteo es inocente, pero igual, le salió más de un Herodes a matarlo antes del Día de los Inocentes.

Si así se tratan entre ellos, que quedará para los demás.

GOTAS DE CIANURO BLANCO

HALLAQUERA Diana ha hecho hallacas una sola vez en su vida. Ella no cocina, le fastidia. Pero hace dos años se puso con unas amigas a hacer hallacas en la cocina, solo para tomarse la foto y ponerla en las redes. Eso fue en 2015 cuando posaba como primera dama desde que Henry gano la diputación. Esa foto, chocante, falsa como todo en ella, ha circulado profusamente en las redes como actual. La doña, siempre desatinada, salio al trote diciendo que esa foto era "viejisima, de cuando se podía hacer hallacas". Casi nos hace llorar la pobre señora, que debe haber empeñado dos carteras y veinte pares de zapatos para hacer la cena de navidad de casa este año, o para irse a Fisher Island a la mansión del papa como hizo el año pasado, en el avión de su hermano Francisco. La pobre se va en cola, pues no tiene para pagarse el pasaje. Pobrecita 

FIASCO Se me había olvidado hablar del acto de Henry en Petare porque fue un fiasco tan grande que ni para la burla quedo. Daban penas las actitudes en tarima. Ni dos mil personas llegaron, todos arriados de seccionales cercanas, a punta de real. No había forma ni manera de entender lo que decía Henry cuando pegaba sus griticos agudos de mezzosoprano arruinada, ni se entendía la actitud de Amador Bendayan de Bernabe ni la risita congelada de Ivlev Silva el secretario juvenil con la gastada griteria de "AD Juventud" que a cada rato usaban para cubrir al anciano de sangre joven. Nunca entendimos para que era el acto, pero si era un lanzamiento de campaña, se jodió ese candidato 

SE PERDIERON LOS REALES Al secretario general de Guarico se le perdieron los reales que le mandaron para movilizar, según el, cinco mil personas desde su estado al acto de Henry en Petare. Ni aparecen los reales ni aparecen las cinco mil personas. Ni aparece el, después que lo destituyeran fulminantemente. Hay que aclarar que no se le destituye por ladrón, porque en AD nadie tiene moral hoy en día para eso. Se le destituye por decir que tenia cinco mil personas para llevar al acto y por sostener que en efecto las había llevado, pero nadie vio en el acto mas de dos mil personas en total. Ladrón si, pero mentiroso no, dijo Bernabe. 

NUEVO ENEMIGO SECRETO Henry, que siempre tiene razones para tenerle arrechera a alguien, descubrió un Nuevo objetivo de su ira: Luis Vicente León. No solo le reprocha el haber hecho publica una encuesta donde aparece como el menos favorecido de los candidatos presidenciales opositores, sino que ademas lo pone con mas rechazo que Nicolas Maduro, con menos puntos que el partido y, para mayor arrechera, por debajo de Maria Corina. La cantidad de vulgaridades que repite Henry cada vez que se le nombra al encuestador de la voz aflautada, no se le escuchaban a Henry desde hace rato 

MARTILLO Luis Aquiles Moreno, a nombre de AD, tiene seco al asegurador Tobias Carrero, al que martilla un dia si y el otro también, pidiendo real a cambio de las polizas de las gobernaciones y alcaldías que, supuestamente, posee AD (a pesar de que a los gobernadores adecos que ganaron se les da por autoexcluidos). Pero a estas Alturas, ni una poliza le han dado pues ni un centavo se ha podido mover en esas gobernaciones, cascarones vacíos entregados por la ANC a los pobres diablos que osaron arrodillarse para recibirlas.