Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Con la mentira del “voto nulo” la MUD y el PSUV robaron a Andrés Velázquez | Especial La Cabilla

Sacrificio ritual: La entrega de Andrés como prueba de entrega y coparticipación. 21/10/2017 11:37 AM

Equipo Cabilla

El Equipo Cabilla realiza trabajos especiales, de investigación y análisis.

El Lema era: vota en la tarjeta con la cara del candidato, porque si votas en alguna tarjeta de partidos de la unidad con otra cara, tu voto será nulo.

Así, los Estafadores Seriales de la dirigencia política opositora le ocultaban a la gente uno de los principales elementos que desvelan la coautoría intelectual en el fraude a la ciudadanía: los votos en esas tarjetas de partidos opositores eran válidos, se contaron y el CNE los valida. ¿Por qué? Porque los partidos de la “Unidad” decidieron prescindir de la tarjeta única, validarse cada uno como partido ante el CNE y, para remate de colmos, inscribió cada uno candidatos por su cuenta, contando y confiando (simulando “rebeldía”) con que el CNE permitiría los cambios de candidatos después de que hicieran las primarias opositoras o llegaran a consensos.

Pues resulta ser que ya el CNE les había dicho que eso no sería posible. Y aún así, forzaron primarias en sitios donde no hacía falta (como se demostró en Bolívar), o llegaron tarde al consenso, después de inscribir varios candidatos en distintas tarjetas opositoras (caso Vargas, Carabobo, etc).

¿Qué ocurrió? Lo más grosero ocurre en el estado Bolívar.

El CNE, en sus números fraudulentos, le otorga al candidato del PSUV más de 276 mil votos. Andrés Velázquez aparece con más de 275 mil votos. Diferencia mínima de menos de 1500 votos.

Pero las tarjetas de AD, Primero Justicia y Voluntad Popular, con el candidato que apoyaron en las primarias contra Andrés (el diputado leopoldista Francisco Sucre), suman 3700 votos. Es decir, que esos tres partidos, en sus tarjetas, quedan desnudos ante el país y el mundo: participaron en el fraude contra Andrés Velázquez, contra su candidatura y contra la voluntad de los opositores de la región.

El asunto no requiere mayor análisis. Ni siquiera hace falta calculadora.

Para quienes están al tanto de la vinculación del candidato Francisco Sucre con la mafia del editor boliburgués Yamal Mustafá, testaferro de intereses en el Arco Minero, está perfectamente claro: Andrés Velazquez no sobreviviría a la asociación para delinquir MUD-PSUV decidida a mantener el reparto de renta. En Bolívar ganó la mafia.