Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

La “Encuesta anti engaños” la pierden madurismo, leopoldismo y colettismo / Especial La Cabilla

Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López. Foto: Vladimir Marcano 14/06/2017 10:00 AM

Por: Equipo La Cabilla

La anormal normalidad que vivimos en Venezuela desde hace casi dos décadas, han colocado en primera fila a las encuestas como visor y a los encuestadores como oráculos. Validar o invalidar opiniones, argumentos y vías de acción, en el país del nunca jamás estamos de acuerdo tiene a las encuestas como instrumento.

Marchemos porque la encuesta dice. No marchemos porque la encuesta dice. Vamos a votar porque la encuesta dice. No votemos porque la encuesta dice. Así, súmele la frase que prefiera y busque la encuesta de su preferencia.

Uno de los encuestadores sobrevivientes a estos años, es Félix Seijas y su empresa IVAD. Más allá de los cuestionamientos universales a las encuestas pret-á-porter que le sirven siempre a quien la paga, para lo que le interese, el último “flash” que emitió deja un detalle claro, una especie de ¡ay! superpuesto, silenciado o susurrado: el mismo porcentaje de gente que cree que las protestas de calle contra Maduro deben continuar, cree que lo de la “fe de vida” de Leopoldo López fue “un montaje de la familia”.

 

 

 

 

 

 

El rechazo a los “escraches” que cierta clase intelectual, intelectualista o intelectualoide ha mostrado, no tiene eco. El espíritu vengador cabalga en la sociedad venezolana, a juzgar por las respuestas donde las dos terceras partes de los encuestados se encuentran “de acuerdo” y hasta “muy de acuerdo” en protestas e incluso “agresiones” contra chavistas y sus familiares en el exterior.

 

 

 

 

 

 

Por lo visto, la opinión pública puede sobrevivir ilesa a las balas de los fusiles mediáticos, social mediáticos y a las ollas de la intelligentsia. Y de más está decir que por primera vez, en el país del nunca jamás estamos de acuerdo, estarán de acuerdo en su rechazo a la validez de la encuesta desde Maduro hasta Lilian, de Colette a Jorge Rodríguez, de Padrino a Freddy…