Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Las posibles razones para descartar a Mildred Camero como magistrada | Especial TSJ

Mildred Camero, siempre jueza 22/07/2017 5:18 PM

Equipo La Cabilla

Como viento fresco en el rostro de muchos se sintió la noticia de la postulación de Mildred Camero a la altísima posición de Magistrada del Tribunal Supremo de Justicia. Mérito merecido, sin duda, para una de las jueces penales más recordadas y conocidas en la historia judicial venezolana. Dedicada por décadas al ejercicio del derecho, su nombre fue siempre sinónimo de rigor en la aplicación de la ley.

Tanto, que no pudo obviarla el chavismo cuando se buscaba a quien se encargara de la Comisión Nacional contra el Uso Ilícito de las Drogas (CONACUID). Había sido precisamente ella la que más golpes le había dado al poder del narco en Venezuela desde su posición de juez. Y allí, pudo llevar el ritmo de la construcción de la maldición nacional e internacional que hoy ya se reconoce como Narcotiranía Chavista. Nada menos.
¿Quién podría descartar a Mildred Camero como magistrada del más alto tribunal del país? Nadie, pensaría un inocente.

Pues la Asamblea Nacional en poder de la mayoría opositora, la descarta, privilegiando por cierto a profesionales del derecho sin experiencia como jueces, con menos años de ejercicio profesional y, faltaba más, sin la solvencia moral y reconocimiento público del que disfruta la doctora Camero.

¿Qué pasó? Esa es la pregunta que desde el equipo de La Cabilla nos hacemos. Aquí, algunas posibles razones que cualquier venezolano con buena memoria podría establecer como lógicas, en el caso particular de Mildred Camero.

1.- Sabe demasiado de narcotráfico. Esto, más que una credencial, podría ser un peligro, pues en ninguna parte del mundo el narcotráfico filtra su dinero e influencias solo en el gobierno, dejando a la oposición por la libre actuando en contra, declarando en contra y, horror, denunciando. ¿Cuántos políticos opositores denunciaron la existencia de un narcogobierno antes de que los EEUU empezara a denunciar la existencia de capos del narcotráfico en el alto gobierno? Como magistrada, Mildred Camero seguramente habría actuado contra intereses oscuros e inconfesables, esos sí, “de lado y lado”.

2.-Para no hacer molestar al Pollo Carvajal. En el libro testimonial Chavismo, Narcotráfico y Militares, Mildred Camero acusa directamente a Hugo Carvajal de ser el jefe fundamental del narcotráfico a lo interno del régimen. Sus vínculos con narcos colombianos, la vigilancia y pruebas que contra él tendrían las autoridades de EEUU, Francia, Italia, e Inglaterra por envíos de droga a territorio europeo y de los EEUU. Con nombre y apellido, Camero señala a Carvajal y sus socios de fechorías, de recibir pagos, de “cantarle la zona” a los narcotraficantes para alertarlo de operaciones en su contra e inclusive refiere acusaciones sobre presuntos asesinatos ejecutados por orden de Carvajal. ¿Será que a la AN opositora, por alguna razón, teme hacer molestar a Hugo “El Pollo” Carvajal, también diputado, llevando al TSJ a su más tenas acusadora?

3.-Para no caer en la lengua de José Vicente Rangel. Camero fue una de las juezas que en determinado momento se encargó de investigar a uno de los archienemigos de Rangel, el empresario Rafael Alcántara. El empresario era propietario de la casa bursátil CAVELBA, a quien Rangel señalara de ser el autor intelectual del asesinato de su yerno Jose Totesaut en el año 1996. Mildred Camero, en medio de un caso de narcotráfico conocido como el “Caso Sierra Carlos”, le tocó investigar a Alcántara y, en su opinión actual, las acusaciones de Rangel con respecto al tema de su yerno nunca se pudieron demostrar. Pero sí se demostró el delito de legitimación de capitales por parte de Alcántara, aún hoy solicitado por la justicia venezolana. Camero, en su revisión del caso, encontró que Totesaut habría estado involucrado en los negocios de Alcántara, a quien Rangel defendía de todas las acusaciones antes que mataran al yerno, abogado del empresario. Hoy, Camero acusa a Rangel de haber urdido su salida de la CONACUID ante la andanada de elementos probatorios que contra el poder del narcotráfico había acumulado, en tiempos en que el periodista era Vicepresidente de la República y ella, como presidenta del organismo antidrogas, debía rendir cuentas. A juicio de Rangel, Mildred Camero es “una mujer muy peligrosa”. Tan peligrosa, que la AN no quiso nombrara una de las enemigas favoritas de Rangel en el alto tribunal.

4.-Para no molestar a Rodríguez Torres. En la “lista Camero”, la jueza da una especie “top ten” de los capos nacionales. En ella, ocupa un lugar especial el hoy chavista disidente Miguel Rodríguez Torres, quien era director de la DISIP en el momento en que un narcotraficante colombiano apodado “El Boyaco” se encontraba preso en la sede de ese organismo, de donde se escapó. A Rodríguez Torres se le acusa de haber cobrado una alta cifra de dólares por la fuga. Pero hoy, como se busca “sumar y no restar, multiplicar y no dividir”, medios de comunicación y personeros políticos han olvidado el oscuro pasado de muerte y crimen que tiñe la vida del general retirado. Sería incómodo tenerla de magistrada y a la vez sentar en la sagrada mesa del “entendimiento nacional” a uno de los integrantes de su lista de capos. No habría quien explicara el asunto.

5.-Para no molestar a los dueños de Globovisión. A los ilustres dueños del canal de televisión de noticias, comprado mediante presiones judiciales ejercidas contra sus antiguos propietarios, Mildred Camero no les guarda especial cariño. Consultada su opinión sobre la “banda de los Enanos”, nombra a Gustavo Perdomo y Raúl Gorrín como personajes nefastos enriquecidos a través de mecanismos perversos dentro del poder judicial, dirigidos por, oh sorpresa, José Vicente Rangel. Evidentemente, para Camero no hubo entrevistas en Globovisión ni en Televen. Probablemente, tampoco en esos medios habrá quejas contra la AN por haberla descartado, a pesar de su valía y honorabilidad.

6.-Para no molestar a Clíver Alcalá Cordones. Otro de los ilustres militares incluidos en la lista Camero, pero peor aún, en la “Lista Clinton”. Al General retirado, hoy chavista disidente muy locuaz y criticón de Nicolás Maduro y sus medidas, se le acusa de haber montado una relación con las FARC donde entregaban armas a cambio de droga, quedándose así directamente con el negocio de las drogas, sin más organizaciones de por medio. Estamos hablando del Cartel de los Soles. A este personaje, Camero lo señala directamente de dirigir operaciones del narcotráfico. ¿Podría el liderazgo político opositor nombrar a Mildred Camero como magistrada y a la vez aplaudir las posiciones públicas actuales de un general acusado por ella de capo? Difícil, dice la gaceta.

7.-Por su sentido del deber. Para Camero, la función de juez es algo muy distinto a lo que en este país se ha conocido. Así lo expresa en un pasaje del libro testimonial Chavismo Narcotráfico y Militares: “Para mí, ser juez es lo más sagrado que existe. Hay que sentirlo, hay que vivirlo y hay que tener las condiciones físicas y mentales para mantenerse en la carrera judicial. Si alguien cree que se va a hacer rico siendo juez, es mejor que renuncie. Ser juez es una misión en la vida. Yo siempre seré juez, me moriré y seguiré siendo juez.”

Que su boca sea la medida.