Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Golpe sin golpe no paga: Los enigmas del "Golpe Photoshop"

Oscar Pérez, alias "El Gato". Golpista con photoshop, perro en mano (Foto: Instagram del aludido) 28/06/2017 1:14 PM

Equipo La Cabilla

Twitter: @la_cabilla

Atardecer golpista, anochecer de golpe, amanecer normal. Una extraña tarde de martes, vivimos los venezolanos cuando, desde el cielo, vimos caer un golpe bien particular.

El golpe que fue, o que no fue. El pote de humo sin humo. El peine que no peinaba. El montaje, supermontaje o la simple intentona. Un gran problema desempolvar los términos periodísticos en el lenguaje para referirse al asunto: intentona, asonada, golpe, cuartelazo, revuelta, ruido de sables, alzamiento, insurrección, levantamiento, pronunciamiento, coup-d’etat, push.  El problema: estamos ante el primer golpe militar de nuestra historia donde no había militares. Veamos, en franco resumen, diez pequeños aspectos golpistas del golpe que quizás fue, pero no será, pero que al fin y al cabo, nos encanta revisar en un país novelero que hasta para los golpes tiene actores, protagonistas, trama y etapa cumbre.

1.-Golpe militar sin militares. Se han visto cosas raras en Venezuela, pero la última vez que unos policías se involucraron en un golpe, lo hicieron dentro de un golpe militar: fue el grupo CETA de la Policía Metropolitana en el marco del 27 de noviembre de 1992. En esta ocasión, unos miembros del CICPC, con la acción espectacular de un helicóptero y la acción folklórica de una caravana por las calles de Maracay, se “declararon en rebeldía” en el marco del artículo 350 de la constitución nacional. La pregunta es ¿Dónde están los militares del golpe militar?

2.-Protagonistas de novela. Oscar Pérez, conocido en los medios de la aviación como “El Gato”, aparece en primera imagen no solo con la cara descubierta a bordo del helicóptero, sino también, leyendo el comunicado que avalaba sus acciones. Resulta ser un muchacho no solo con experiencia policial y aeronáutica, sino también un aspirante a actor y modelo, que en su cuenta personal de Instagram, al revisar sus publicaciones, nos encontramos con lo mismo que podría encontrarse en la cuenta de cualquier político: fotos con niños enfermos, realce de su presencia, piropos de nuevo cuño, fotos profesionales. ¿Estaba el señor en campaña publicitaria? ¿Sigue en campaña publicitaria?

3.-El contenido del comunicado. Serán muy buenos pilotos y pistoleros. Pero en cuanto a redacción de proclamas, que brutos, pónganle cero. “Venezolanos. Queridos Hermanos. Les hablamos en representación del Estado; somos una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles, en búsqueda del equilibrio y en contra de este Gobierno transitorio y criminal”. ¿En representación del Estado? ¿Coalición? ¿Militares, policiales y civiles? ¿Dónde están los militares y los civiles?

4.-Dios, como siempre. La excusa de todo golpista siempre tiene una velada argumentación religiosa. No es la excepción: “Somos Guerreros de Dios y nuestra misión es vivir al servicio del pueblo. ¡VIVA VENEZUELA! ¡QUE VIVA!” es la culminación del comunicado. Guerreros de Dios. Muyahidines. Testigos de Jehová. No sabemos.

5.-La respuesta del régimen. Si quieres que te crean, mandar a Ernesto Villegas no es una buena idea. El mismo que dijo que Chávez estaba vivo, dice que el gobierno está firme. ¿Qué pretenden con eso?

6.-La iconografía. Cada golpe tiene su ícono. En el 45 el ícono era la voz de Betancourt y la imagen de los jóvenes militares. En el 48, el ícono eran los tres Comandantes, llamados con sorna “los tres cochinitos”. En el 58 el ícono fue la Vaca Sagrada, avión en el que escapa el tirano. El cura rescatando al soldado herido, ícono del Porteñazo. La boina roja, ícono del 4 de febrero. El gordito de la camisa rosada, ícono del 27 de noviembre. ¿Qué ícono nos deja este golpe sin golpe? Una pancarta desde un helicóptero. Unos encapuchados, a ratos maniquíes. No hay más, por ahora.

7.-La fraseología golpista. No hay golpe sin frases célebres. Gallegos en el 48 dijo: “No hay golpe pues estoy en pantuflas”. En el 58 la frase a Pérez Jiménez para dar la voz de partida fue: “Vámonos, que pescuezo no retoña”. En el 92, el “Por Ahora” fue emblema. El 11 de abril, la enigmática resolución retórica de Lucas Rincón “la cual aceptó” aún busca quien la explique debidamente. La tristeza de este golpe supuesto es que no tiene ni una frase de la cual podamos burlarnos al menos.

8.-¿Y dónde está el golpista? No es la primera vez que un golpista se da a la fuga. Se fue a la fuga Castro león, en 1958, quien después se vuelve a alzar e incluso invade al país por el Táchira. A la fuga se fueron golpistas de los sesenta, que agarraron el monte y armaron guerrillas. A la fuga se fueron los golpistas del 92, a Perú fueron a tener. ¿Dónde están los golpistas de hoy?

9.- ¿Dónde está la Junta? Todo golpe tiene un plan de gobierno. ¿Quiénes iban a encabezar el gobierno, luego del derrocamiento pretendido por este supuesto golpe?

10.- ¿De quién sospechar? ¿Es un golpe dentro del golpismo chavista? ¿Es una simple escaramuza más? ¿Una muchachada con helicópteros? ¿Un lanzamiento promocional de algún nuevo grupo de regguetón?

Sea como sea, la novela sigue. ¿Qué se traerán los villanos? ¿Qué nuevos retos tendrán los héroes? Más importante aún: ¿Quiénes son los villanos y quienes son los héroes?