Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Película Cabilla: Conducta Impropia. Fidel Castro, represor de homosexuales

Poster de la película "Conducta Impropia" 13/08/2017 2:33 PM

Si lamentablemente viviera, y afortunadamente no lo está haciendo, Fidel Castro estaría cumpliendo hoy 91 años de despreciable existencia que solo ha sabido plagar de miseria, horror, calamidades y muerte a toda Latinoamérica desde que llegó al poder allá por el lejano 1959.

Por fortuna para el mundo libre y quiénes aspiramos a vivir en este, esta figura de horror, este gran villano y representante del mal latinoamericano ya falleció hace casi un año en un hecho que debe recordarse, no solo para celebrar su fin, sino para recordar sus horrores, desear que no vuelva otro como él, y más importante, buscar que sus cómplices al menos, no se vayan impunes como él si se fue.

Por desgracia para el mundo libre y quiénes aspiramos a vivir en este, este tirano tiene fanáticos de “lado y lado”. Fanáticos que aman ponerlo como un símbolo de las reivindicaciones latinoamericanas, de la búsqueda de justicia, de logros en la reivindicación de su pueblo, e incluso de referencia para la construcción de una “América Latina justa independiente y solidaria”.

Dentro de esos mismos fanáticos entran toda clase de grupos y sectas. Desde las ya clásicas sectas refugiadas en claustros universitarios sobre todo en facultades de ciencias sociales y humanidades, hasta en grupos y ONG’s defensoras de los derechos humanos, feminismo y hasta de los Colectivos LGBT, sin tomar en cuenta todos los horrores que ha sometido este tirano a sus pares cubanos.

Una muestra de estos horrores, que van desde el acoso, prisión, tortura, trabajo forzado, violaciones y exilio en el caso más afortunado que sometió la tiranía del cumpleañero hoy, se ve en el documental “Conducta Impropia” hecho en el año 1983 por los directores Néstor Almendros y Orlando Jiménez Leal, donde con testimonios de primera mano de víctimas de esta persecución, se relata la persecución, como comenzó, quiénes la motivaron, las estrategias principalmente a cargo de Fidel Castro, Raúl Castro y Ramiro Valdés, y los relatos de los malos tratos a los que se ha sometido no solo a los homosexuales, sino hasta a los sospechosos de serlo de acuerdo a los viciados códigos de conducta castristas, que de conocerse más ampliamente, haría avergonzar a estos grupos que con su doble moral, veneran a alguien que no le habrían faltado ganas de someterlos a los peores vejámenes.

Así, no queda otra, sino mostrar más estos horrores, a ver si cesa por fin la veneración de ciertos grupos hipócritas a tiranos cuya única celebración merecida, es la de su fin.